Ozonoterapia

La ozonoterapia consiste en aplicar al organismo una mezcla de ozono y oxígeno con fines terapéuticos. La proporción de esta mezcla suele ser de un 5% de ozono puro y un 95% de oxígeno medicinal. Las sesiones nunca duran más de veinte minutos.

​La gran ventaja de la ozonoterapia es que no consiste únicamente en un retoque estético exterior, sino que va más allá: se trata de ralentizar el envejecimiento celular, con efectos a tres niveles: estético, enérgico y paliativo. Es además un tratamiento sin efectos secundarios, totalmente inocuo. Tanto es así que se puede utilizar en personas totalmente sanas para lograr mejoras físicas y psicológicas.

Beneficios del Ozono

La Ozonoterapia consiste en aplicar en nuestro organismo gas Ozono como agente curativo.

El Ozono es un tratamiento biológico, no deja sustancias tóxicas tras realizar sus efectos puesto que se convierte en oxígeno.

El 
Ozono provoca una estimulación de nuestros propios mecanismos oxigenantes, regenerativos,  antiinflamatorios, estimulantes de la inmunidad y de la serotonina y un aumento de la producción de energía disponible para nuestras actividades diarias. Otra acción  que es determinante en los beneficios que provoca el ozono es su capacidad para evitar la producción de radicales libres intracelulares.

Los efectos benéficos del ozono son los siguientes:

  • Regula el estrés oxidativo celular y contribuye a fortalecer los factores antioxidantes y a combatir los antiradicales libres.
  • Aumenta el oxígeno disponible a nivel celular: los hematíes captan más oxígeno, se vuelven más elásticos y pasan por lugares más pequeños y estrechos.
  • Modula el sistema inmunológico: es capaz de regular y modular las reacciones inmunes equilibrándolas.
  • Es un activador circulatorio.
  • Es analgésico y antiinflamatorio.
  • Activa la regeneración  tisular al estimular las proteinquinasas  capaces de activar procesos que reparan nuestros tejidos.
  • Tiene un importante poder bactericida   y es capaz de crear un estado de defensa activa constante contra los virus.

Principales aplicaciones médicas

Hernia discales:  desinflama e  hidrata el disco con lo cual el dolor cesa así como las parestesias y la disminución de fuerza en las extremidades inferiores. Incluso tras la cirugía discal que sigue teniendo dolor es capaz de mejorar el cuadro. Podría llegar a evitar la cirugía en un gran número de casos.

Artrosis: corrige el dolor, la inflamación y la sensación  de fallo articular. Evita la cirugía o la retrasa. Actúa tanto en cadera, rodilla, hombro como en articulaciones pequeñas de pies y manos o de la columna.

Tendinitis y lesiones musculares:  resuelve cualquier tipo de tendinitis: túnel caprino, dedos en resorte, epicondilitis, burritos, etc..

Enfermedades vasculares: la artereosclerosis  se estabiliza y con ozono mejora la oxigenación de los tejidos: la claudicación intermitente mejora mucho, las anginas de pecho mejoran y en la insuficiencia cardiaca también mejora la fatiga.

La enfermedad venosa crónica mejora el dolor, evita las flebitis,  es capaz de quitar las venas arrosariadas y aplanarlas, mejora el color oscuro de las piernas y pueden corregirse las microvarices.

Las úlceras y heridas complicadas se cierran.

Diabetes: mejora los niveles de glucosa en sangre, mejora la fatiga, mejora la visión, evita el dolor y si hay lo disminuye, evita y mejora la insuficiencia renal crónica.

Deportistas que quieren mejorar su rendimiento personal, hacer una maratón o simplemente hacer deporte y con menos esfuerzo mejorar sus marcas personales sin tomar sustancias nocivas para su  salud.

Mejora el dolor durante la menstruación y en los casos de endometriosis.

Infertilidad: prepara a la mujer para mejorar la ovulación y para mejorar la mucosa endometrial donde tiene que anidar el óvulo o el embrión.

Oncología: mejora el estado general del paciente, cuando se realiza el tratamiento con ozono junto a la quimioterapia y radioterapia los efectos secundarios son mínimos  y se evitan úlceras en la boca, vómitos, dolor en puntas de dedos en pies y manos y el cansancio extremo que provocan éstos tratamientos. Además la gran oxigenación ayuda a combatir las células cancerosas que normalmente no son capaces de avanzar en presencia del oxígeno.

Infecciones recurrentes de orina, vaginales por hongos, herpes zóster o labial, enfermedad de Lyme, fibrosis quística de páncreas y aftas bucales recurrentes.

Dolor en enfermedades como artritis o fibromialgia reumática y gota.

Enfermedades inmunitarias como artritis neumática, asma, esclerosis múltiple, fibrosis pulmonar y mucoviscidosis.

Antienvejecimiento: al disminuir los radicales libres celulares evita roturas y daños en el ADN con lo cual estamos evitando el envejecimiento anticipado. Mejora la calidad del colágeno de la piel y junto los factores de crecimiento de los fibroblastos hace que se renueven las células del epitelio de la cara, las estrías y la piel de las manos.

Resultados

Los principales resultados obtenidos por la Ozonoterapia son los siguientes:

  • Mejora el suministro de oxígeno.
  • Revitaliza el sistema inmunológico.
  • Activa el sistema propio del organismo y suministra antioxidantes y barrida de radicales libres (efecto RE-DOX).
  • Mejora la circulación cerebral.
  • Mejora el estado anímico y el sueño.
  • En general, mejora la calidad de vida del paciente.

 

Contraindicaciones

Los únicos casos en los que el tratamiento no resulta adecuado son los de pacientes con déficit significativo de la glucosa, o bien en caso de anemia severa.

Sí que se puede aplicar, con precauciones, en pacientes con hipertiroidismo y trombocitopenia, inestabilidad cardiovascular severa, estados convulsivos y cuadros hemorrágicos.